25 Apr 2018
  • ESCAPADA DE TRABAJO, OCIO Y CONEXIÓN CON LA NATURALEZA Y LOS PAISAJES DEL ALTO AMPURDÁN

ESCAPADA DE TRABAJO, OCIO Y CONEXIÓN CON LA NATURALEZA Y LOS PAISAJES DEL ALTO AMPURDÁN

Nos gustaría compartir contigo la convención que diseñamos para un cliente del sector farmacéutico y que fue una escapada de trabajo, ocio y conexión entre los paisajes del Alto Ampurdán.  

Encontramos el mejor alojamiento para el grupo en un pueblecito auténticamente ampurdanés de la zona del Alto Ampurdán, tocando a las Albera. Con unas vistas espectaculares a toda la llanura del Ampurdán, este hotel es un lugar ideal que fomenta la desconexión para relajarse y conectarse de nuevo con uno mismo y con el entorno natural de la belleza de sus paisajes. El hotel dispone de unos espacios fantásticos para reuniones de trabajo, con modernas instalaciones con luz natural, zonas verdes alrededor de las salas de trabajo y con un mobiliario y decoración en sus nuevas habitaciones realmente ideales para fomentar la concentración y la calma.

El grupo pudo deleitarse con la gastronomía de la zona ya que el primer día les organizamos una cena en un restaurante próximo, de tradición familiar, pero que actualmente, ha modernizado su interior y que dispone de espacios privados para eventos, con una carta con cocina mediterránea y con una extensa carta de vinos destacada de la D.O Empordà.

El día siguiente y desde primera hora de la mañana, la empresa se reunió para trabajar de forma intensa. Seguidamente, el hotel les preparó una comida en la Masía del hotel y por la tarde, le pusimos la parte “WOW” que más nos gusta en FIL Mediterranean. 

Nadie del equipo sabía qué iban a hacer, salvo el coordinador del evento, por supuesto. Sólo  tenían las instrucciones de preparados a las 16 horas de la tarde en la puerta del hotel con ropa y zapatos cómodos.

Y allí les estábamos esperando ¡Estaban todos bastante nerviosos y ansiosos por saber qué les habían preparado! Pues bien… La sorpresa estaba a punto de ser rebelada. Habíamos escondido en los jardines del hotel unas “burricletas” Extraño nombre, ¿verdad? ¿Qué será eso? Pues cuenta la historia que del amor apasionado entre un burro y una bicicleta de buen ver... ¡nació una burricleta! Se trata de una bicicleta que te lleva (eléctrica) y con un estilo muy rural (alforjas incluidas, como las que llevaban los burros). 

Así pues el grupo se subió en sus burricletas y les llevamos a descubrir algunos de los entornos más genuinos y desconocidos del Alto Ampurdán. La ruta fue conducida por guías profesionales que les explicaron buenas historias y pudieron hacer alguna parada durante el camino para deleitarse del paisaje, los olores y el silencio de los prados de la zona.  La ruta en bicicleta finalizó en una de las bodegas más premiadas del Ampurdán, propiedad de una joven pareja que empezó el negocio hace unos 10 años. Creían que se podía contribuir a hacer una economía más local y vivir en el mundo rural creando uno de los mejores vinos del Ampurdán. Y sí, ¡se puede!

Allí les esperaba él Josep, el anfitrión, para darles la bienvenida personalmente y conducirles a disfrutar de un viaje sensorial del mundo de sus vinos a través de los 5 sentidos. Les condujo a pisar la tierra vinícola, escuchar los pájaros entre los viñedos, observar los huevos de sus gallinas, oler el aroma de sus barricas y finalmente, deleitarse con una cata de sus mejores vinos. Para terminar la experiencia, el grupo se desplazó entre medio de los campos de viñedos, donde en un apartamento privado le habían preparado una cena con productos locales de proximidad con pan con tomate y embutidos y quesos de nuestra tierra. 

Sin lugar a dudas, fue una escapada de trabajo pero también hubo tiempo para la conexión con los paisajes, el vino y la gastronomía ampurdanesa.

Esta web utiliza cookies, si continuas navegando consideraremos que aceptas su uso Aceptar | Más información